27 Abr Cómo detectar los piojos correctamente y de forma rápida

Empieza el buen tiempo, y con él damos la bienvenida a los largos paseos en el parque, al running en la playa, las tardes de terrazas, a los festivales, a las sobremesas improvisadas y al rico helado… Pero también, con el buen tiempo, llegan… ¡Los piojos! En ocasiones, son difíciles de detectar debido a su tamaño.

Son muy contagiosos y las cabezas de nuestros pequeños suelen ser fuente de transmisión. Por este motivo, aconsejamos que de vez en cuando, se realice una exploración y se tomen medidas de prevención para evitar que este insecto molesto, anide en la cabeza de nuestros peques.

Tú puedes comprobar y explorar la cabeza de tu hijo de una manera fácil y efectiva. Te explicamos cómo hacerlo.

 

Síntomas que puede tener tu hijo:

  • Cosquilleo en el cuero cabelludo.
  • Picazón sobre todo en la zona de la nuca y detrás de las orejas.
  • Problemas para dormir. Durante la noche, los piojos son más activos.
  • Irritabilidad.

Si tu hijo tiene algunos de estos síntomas, es momento de hacer una buena exploración. Recomendamos colocarse en un lugar bien iluminado y empezar a revisar el cabello.

 

Revisión:

  • Con el pelo seco, separa el cabello en secciones.
  • Zona por zona ve mirando exhaustivamente. Recuerda que los piojos huyen de la luz y puede costar encontrarlos. Sin embargo, las liendres, los huevos de los piojos, están adheridas al pelo y son más fácil de verlas. Si encuentras una y dudas si se trata de cuero cabelludo o una liendre, cerciórate que no se desprende fácilmente, las liendres se quedan pegadas al pelo.
  • Puede ser que encuentres liendres vivas o cascarones vacíos. Las liendres vivas suelen estar muy pegadas al cuello cabelludo.

Si no encuentras nada, pero sigues teniendo sospechas que puede haber piojos, te recomendamos hacer la revisión con el pelo mojado usando una lendrera. Este peine especial tiene las púas mucho más juntas que un peine normal. Es una gran herramienta para encontrar piojos vivos.

  • Con el pelo mojado, separa también el pelo en secciones. Puedes aplicarle un acondicionador para que el peine se deslice mejor.
  • Con la lendrera, peina por zonas. Si tu hijo tuviera piojos, estos se quedarían enganchados en la lendrera. Un truco para detectar mejor los piojos en la lendrera es utilizando la ayuda de un papel de color. Colócalo debajo de la lendrera, después de pasarla por el cabello y da unos pequeños golpecitos sobre el papel, si ves que ha caído algo, asegúrate que se trata de un piojo o de una liendre.


Y recuerda, si los peques tienen piojos puede que tú también. De hecho, la mejor cura es la prevención, por eso no queremos que te pierdas nuestra gama de productos Nosa Protect. 

 

 

No Comments

Post A Comment

quince + 10 =